Pasa uno o dos días aclimatándote en la ciudad del Cusco. Lleva ropa abrigadora para hacer la caminata. Si no te consideras en buenas condiciones físicas para la caminata, alquila un caballo a uno de los habitantes del lugar. Ese día, no olvides un gorro o sombrero, bloqueador solar, chaqueta, pantalón, zapatos ideales para hacer trekking y un poncho para la lluvia.